Transparencia   |   Rectoría   |   Consejo Universitario |  

El modelo educativo de la UACM.

Desde la fundación de esta casa de estudios, su primer rector, el Ing. Manuel Pérez Rocha, concibió un modelo educativo que idealmente debiera cumplirse en la UACM. A continuación se presentan los principales elementos que se plantean como parte del modelo educativo de la UACM a partir del documento de la colección de apoyo académico titulado El proyecto educativo de la UACM (2007), así como en el documento denominado “Primer Foro sobre educación en la UACM” (2006); con el objeto de reflexionar sobre estos puntos, fortalecer aquéllos que han dado los resultados esperados, debatir sobre los que pudieran ser ajustados y hasta cambiar algunos, si se encuentra que no contribuyen al cumplimiento de los objetivos de la UACM.

  • Una educación centrada en la formación del estudiante: El centro de acción y la razón de ser de la Universidad son las y los estudiantes. La institución asume su función de promover el aprendizaje y propiciar que el estudiante aprenda y aprenda a aprender, de modo que logre una formación universitaria y pueda continuar aprendiendo a lo largo de la vida.
  • Libertad de cátedra e investigación y profesionalización del trabajo académico: Implica la discusión de las ideas en un marco de búsqueda y consideración de múltiples referentes y perspectivas para acercarse a los objetos de estudio. Significa generar las condiciones para que las tareas de investigación, difusión de conocimientos y el desarrollo de las tareas educativas tengan como eje principal las necesidades educativas de las y los estudiantes, del país y de la ciudad.

Para lograr lo anterior se proponen los siguientes principios y prácticas:

  1. a) El proceso educativo se centra en la comprensión, potenciando las capacidades de aprender y pensar, promoviendo la reflexión y el sentido crítico ante las distintas fuentes de información.
  2. b) Se fortalece el proceso de aprendizaje del estudiante proporcionándole atención personalizada y grupal, mediante el trabajo en el aula, asesorías y tutorías, procesos que van interrelacionados y se potencian entre ellos.
  3. c) Se resalta el carácter experiencial del aprendizaje, el cual contempla: implicación, compromiso y responsabilidad por parte de los estudiantes.
  4. d) A través del trabajo colegiado de los docentes, se reflexiona sobre lo que enseñan, cómo lo enseñan, qué efectos tienen sus acciones en el aprendizaje de los estudiantes, y cuál es la relación de lo que enseñan con los aspectos epistemológicos y teórico-metodológicos de sus campos de conocimiento. De esta forma y mediante el registro sistemático se promueve el seguimiento y evaluación que favorecen la docencia.

En la UACM el ejercicio de la docencia se da en los espacios del aula, los laboratorios, las asesorías y las tutorías, como prácticas que se relacionan y potencian entre sí. Las asesorías y tutorías son espacios en los que se proporciona una atención más personal a los y las estudiantes. El tutor tiene la misión de acompañar al estudiante en su trayectoria académica, ayudarlo a reconocer sus habilidades y activar su potencial, de modo que pueda realizar con éxito sus estudios universitarios.

La tutoría cobra especial importancia en los procesos de aprendizaje del estudiante, pues se traduce en una atención personalizada para él, en donde se analizan y atienden las necesidades académicas que obstaculizan y dificultan su aprendizaje, pero también se identifican aquellas fortalezas con las que ya cuenta y que pueden favorecer su proceso de autonomía académica.

Para que se logre esto es necesario:

  • Asegurar que las cargas de trabajo de los estudiantes sean razonables y equilibradas respecto de los diversos tipos de actividad (asistencia a clases, trabajo de laboratorio, trabajo en equipo, investigación, vinculación con la comunidad, estudio individual, prácticas, etcétera).
  • Asegurar que los grupos no rebasen en número la capacidad de atención que pueda brindar la profesora o profesor. El aula es el espacio en donde el profesor o profesora y el grupo de estudiantes trabajan sobre los contenidos y propósitos de algún curso. Es donde se desarrollan las clases. Su inicio supone la realización previa de una evaluación diagnóstica para verificar si el estudiante maneja los conocimientos indispensables para cursar la materia con éxito. Es también el lugar en el que el profesor o profesora sondea las ideas y conocimientos del grupo acerca de la materia que es objeto del curso para que, en función de las necesidades del grupo, oriente la planeación de sus sesiones y las formas de abordar los contenidos.

Este trabajo grupal se realiza en el aula, principalmente, aunque no se restringe a este espacio físico, en otros casos se trabaja también en los laboratorios, tanto de ciencias como de cómputo. En las sesiones de las aulas se desarrollan los contenidos incluidos en los programas de estudio, a fin de que el aprendizaje se construya en forma colectiva. La perspectiva de un estudiante que participe activamente en su proceso de aprendizaje requiere de una estructura de actividades con una baja carga de horas de clase, combinadas con una amplia cantidad de tiempo dedicado a investigar por su cuenta, es decir, un estudiante que construya el conocimiento en su práctica diaria.
Los rasgos que caracterizan al modelo son:

  • Flexibilidad: De manera integral, coherente, ordenada, sólida, con la asesoría de su tutor o tutora y con el objetivo de conducir a una formación universitaria integral y a una preparación universitaria de alto nivel, se permite a las y los estudiantes estructurar sus propios planes de estudio semestrales, determinar cuáles y cuantas materias cursar de acuerdo con sus necesidades, situación personal, capacidades y ritmos.
  • Flexibilidad curricular: El estudiante tiene la oportunidad de construir su propia trayectoria académica de acuerdo con sus necesidades e intereses.
  • Flexibilidad en ritmos y duración de los estudios: Las y los estudiantes pueden elegir su ritmo de estudio, de acuerdo con su preparación u ocupaciones. Por ejemplo, un estudiante puede tomar y asistir a dos materias en un semestre, pero a la vez, estudiar por su cuenta y tomar asesorías para sólo presentarse a la certificación de otras materias.
  • No especialización temprana: La estructura curricular de la UACM responde en gran medida al propósito de ofrecer a los estudiantes la oportunidad de formarse en una cultura amplia, cientí- fica y humanística, de tal modo que no se sientan atraídos por la especialización temprana y puedan aproximarse a perspectivas pluridisciplinarias. Las licenciaturas de cada colegio incluyen un ciclo básico común a todas y un ciclo superior, específico para cada licenciatura. En el ciclo superior es donde se abordan los conocimientos de la especialidad disciplinaria, pero en un contexto que abre a los estudiantes la posibilidad de hacer trayectorias diversificadas que, al igual que el ciclo básico, permitan una integración de conocimientos de diversas disciplinas sobre objetos de conocimiento comunes. Esta forma de organizar los estudios de licenciatura permite posponer la especialización y superar la tendencia a devaluar o ignorar aquello que no pertenece a la propia especialidad; además, sienta bases para comprender la interdependencia entre diversos campos de conocimiento y el potencial explicativo que aporta la integración de diversas perspectivas.

Otros elementos a considerar en las propuestas académicas son los siguientes:

  • Garantizar en todos los planes de estudio una formación interdisciplinaria basada en una sólida formación disciplinaria abierta.
  • Sustentar los planes de estudio en perfiles de los egresados amplios y abiertos que les permita integrarse a distintos espacios laborales.
  • Ofrecer un equilibrio entre la formación básica y la práctica.

Estos puntos de vista, conceptos, estrategias y propuestas que han sostenido el proceso educativo de la UACM deberán ser debatidos en el Congreso General Universitario, para que, de acuerdo con los resultados obtenidos en relación con el cumplimiento de los objetivos y la misión de la UACM y con las experiencias de las y los profesores y estudiantes, fundamentales en las decisiones con respecto al futuro académico de la UACM, se defina su pertinencia, su necesidad de fortalecerlos o la de modificarlos.

Oficina de Información Pública   |  Info DF   |  IFAI